martes, 20 de junio de 2017

REINA DE LA POESÍA 2017 - PEDRO JOSÉ MORENO - AGRUPACIÓN LITERARIA AMIGOS DE LA POESÍA

El día 25 de Mayo, la Agrupación Literaria Amigos de la Poesía, proclamó a su Reina de la Poesía 2017, Srta. María de las Mercedes García Landete, así como hizo entrega de los Premios "Certamen de Primavera 2017" y nombramiento de la Dama y Caballero de la Poesía 2017, presidiendo la mesa la presidenta Doña Encarna Beltrán-Huertas.
El Mantenedor fue el prestigioso poeta D. Pedro José Moreno, quien ofreció una disertación sobre la actual Reina, dado que la conoce incluso antes de nacer, por la profunda amistad que tiene con sus padres.
Asimismo, hizo un breve recorrido por la historia de ésta emblemática Agrupación Literaria valenciana y con el permiso del autor, D. Pedro José Moreno, publico la nota para todos vosotros.
Mi agradecimiento por el detalle al gran poeta y escritor.


PROCLAMACIÓN DE LA REINA DE LA POESÍA, SRTA. MERCEDES GARCÍA LANDETE (Mayo de 2017)

Querida y encantadora Mercedes García Landete, Reina de la Poesía. Reina saliente, Srta. Aitana Picazo Sena. Muy Iltre. Sr. Concejal En Pere Fuset i Tortosa. Sra. Presidente de la Agrupación Literaria “Amigos de la Poesía”, Autoridades, presidentes y reinas de las distintas casas regionales, socios y amigos.

Por la graciosa liberalidad y la amistad que nos une, más que por mis propios merecimientos, la Reina de la Poesía que acaba de ser proclamada ha querido honrarme eligiéndome para que, en un momento tan solemne e importante para ella como es el de su proclamación como Reina de la Poesía, sea yo el mantenedor del acto.

A lo largo de mis muchísimos años de pertenencia a esta singular y prestigiosa Agrupación, he tenido la suerte de participar en los momentos más importantes de su historia. Pero, sin duda alguna, el acto más solemne y significativo que nuestra asociación celebra, es éste de la Fiesta de la Primavera que cada año, por estas fechas, tiene lugar en este hemiciclo del Ayuntamiento donde se toman las decisiones más importantes para nuestra ciudad, acto que, en calidad de presidente de Amigos de la Poesía, he tenido el honor de presidir durante once años, compartiendo tribuna con el Concejal de Cultura de este ayuntamiento.

El acto consta de dos partes perfectamente diferenciadas. En la primera de ellas tiene lugar, el nombramiento y exaltación de la Reina de la Poesía. Nuestra Agrupación Literaria celebró este acto por primera vez en 1962, presidiendo el alcalde de la ciudad, Muy Iltre. S. D. Baltasar Rull Villar, en el que fue coronada como Reina de la Poesía la Fallera Mayor de Valencia, Srta. Elisa Antolí Candela. Desde entonces han honrado nuestra Agrupación, como reinas, jóvenes señoritas pertenecientes a las más distinguidas familias valencianas que han recibido, en este mismo hemiciclo, los atributos de su reinado con el amistoso reconocimiento de las reinas de las distintas casas regionales con sede en Valencia. Es la parte más solemne y protocolaria tras de la cual se celebra el libramiento de los premios del certamen poético Fiesta de la Primavera, convocado por nuestra asociación. Este certamen ha venido celebrándose, desde 1950, primer año de actividad de nuestra asociación, el 21 de marzo, día en que empieza la primavera y se celebra el día de la poesía que, desde 1999, por indicación de la UNESCO se denomina Día Mundial de la Poesía. Aquel año el premio estuvo dotado con 500 pts.
Nuestro certamen era de los pocos que se celebraban en España y, desde luego, el único que se celebraba en Valencia. Para que nos demos una idea de lo importante que era este certamen, baste decir que lo patrocinaba el Excmo Ayuntamiento, como lo hace también ahora, por lo cual le expreso nuestro más profundo agradecimiento; pero además, lo patrocinaba también la Excma. Diputación de Valencia, la Caja de Ahorros (hoy Bankia) y el Arzibispado. Y como la dotación de los premios era bastante llamativa en aquella época, -estamos hablando en este caso de los años 70-, nada menos que 25.000 pts., la participación a escala nacional era muy importante, llegando a presentarse en ocasiones más de 200 trabajos. Eran momentos gloriosos en que
nuestra Asociación era reconocida en toda España y considerada como “la más importante por la cantidad y calidad de sus actividades”, según informa el diario ABC.

Hoy, después de tantos avatares y de la terrible crisis que hemos padecido, celebramos también nuestra Fiesta de la Primavera, ahora desligada del “Día Mundial de la Poesía”, con la proclamación de nuestra Reina y el libramiento de los premios de nuestro certamen poético, de una manera más modesta, pero con la misma solemnidad.

Tengo que significar que es la primera vez que la reina de una casa regional es proclamada como Reina de la Poesía. Y ha tenido que ser la reina de la casa regional de Murcia y Albacete en Valencia con la que esta Agrupación Literaria ha mantenido desde siempre una relación especial llevando en común varios proyectos teatrales en la década de los sesenta. Más tarde, en los prestigiosos certámenes poéticos que convocaba la casa con periodicidad anual, siempre actuaban como jurado poetas de Amigos de la Poesía.

Aunque hoy los tiempos han cambiado y con ellos también las circunstancias y son distintos los proyectos y las maneras de llevarlos a cabo, todavía sigue vigente aquella maravillosa relación y cooperación entre las dos entidades. Al presidente de la Casa Regional, D. Blas García Aranda, padre de la reina que acaba de ser proclamada, debemos la constancia gráfica de la historia de Amigos de la Poesía, cuyos actos más importantes han sido grabados por sus cámaras desde hace más de treinta años.

Yo, personalmente, siento gran admiración y respeto por la cultura y folklore de cada una de las regiones de España, pero por Murcia siento una especial simpatía, en primer lugar por algunas circunstancias que tienen que ver con mi condición de conquense, tierra a la que amo y procuro honrar en todas mis acciones. Efectivamente, un conquense, concretamente del pueblo manchego, Santa María de los Llanos, Fernando de Llanos, que trabajó en Florencia con Leonardo Da Vinci en la pintura de la Gran Sala del Consejo de la Señoría. Y, una vez que regresó a España, se estableció en Murcia pintando varios cuadros para su catedral, allá por los años 1515, entre ellos “Los desposorios” y “La Virgen y el Niño”. Más tarde, en 1521 realizó “Las tablas de la Santa Cruz” para la iglesia de Caravaca.

Otra razón por la cual siento especial simpatía por Murcia tiene que ver con Caravaca de la Cruz. Y creo que es oportuno recordarlo porque estamos celebrando el año jubilar de la Cruz de Caravaca. Dominaba entonces en la taifa de Murcia el rey Benhud que extendía su poder por gran parte de Al-Andalus. Llegó a Caravaca una partida de cautivos. El reyezuelo de la ciudad, Zeit-Abu-Zeit, señor de Valencia y Caravaca, iba peguntando a los prisioneros para conocer los oficios que tenían con el fin de ocuparles en consecuencia con sus habilidades. Entre ellos se hallaba el sacerdote conquense Ginés Pérez Chirinos quien había llegado a tierras sarracenas para predicar el evangelio. Este contestó que su oficio era decir misa. El rey moro quiso conocer cómo era tal cosa. Se mandaron traer los ornamentos desde Cuenca y el 3 de mayo de 1232, en la sala noble de la fortaleza, el sacerdote comenzó la liturgia. Mas, al poco de iniciarla, se detuvo explicando que era imposible continuar porque faltaba en el altar un elemento imprescindible, el crucifijo. En ese momento, por una ventana de la estancia, dos ángeles descendieron del cielo y depositaron delicadamente una cruz de doble brazo sobre el altar. El sacerdote pudo, entonces, continuar con la celebración de la misa. Abu-Zeit, con toda su corte, se convirtió al cristianismo
tomando al bautizarse el nombre de Vicente Bellvis. Ofreció sus estados al rey castellano y a él se le dio un lugar con su castillo, llamado La Torre (hoy Torrebuceit) en tierras conquenses en el término de Villar del Águila. Ya anciano se retiró al hospital de Santiago Apóstol de Cuenca, donde se dedicaba, con la mayor caridad, a asistir a los enfermos. En este hospital murió en 1270.

Pero, además de estas dos razones que me vinculan con Murcia, hay otra todavía más importante y es la ferviente amistad que me une con el presidente de esta Casa Regional, D. Blas García Aranda, desde hace muchísimos años. La amistad es una relación de simpatía y afecto que une a dos personas a partir del conocimiento y trato mutuo. Y es, a veces, un vínculo tan fuerte que supera los lazos de la sangre, porque estos son impuestos y aquellos elegidos voluntariamente.. Ha sido por esa amistad que a Blas y a mí nos une, por lo que ha querido honrarme con este gesto de elegirme para ser el mantenedor en este acto en que su hija es coronada como Reina de la Poesía. Y por esta misma amistad es por lo que yo he aceptado su encargo considerándolo como un gran honor para mi.

Amigos de la Poesía es la asociación Literaria más antigua de Valencia. De ella han derivado casi todas las demás que existen hoy en día y, por tanto, es la asociación que más ha influído en la vida literaria de la Comunidad Valenciana a lo largo del siglo XX. Hubo un tiempo en que nuestra asociación era conocida en toda España. Y es la única asociación literaria que ha recibido un reconocimiento a nivel nacional con el Premio Nacional “Cultura Viva” que recibió en Madrid el 4 de abril de 1992 de manos de su alcalde, D. José María Álvarez del Manzano. En 1999 recibió, de manos del conseller de Cultura Valencia, D. Manuel Tarancón, el “Premio Ausias March” que la asociación de Amigos de la Academia de Cultura Valenciana concede a los colectivos que destacan por su aportación a la cultura de nuestra Comunidad.. En abril de 2008 fue galardonada con el “Premio Archival” de la Comunidad Valenciana que recibimos de mano de su presidente D. José Luis Lliso Ruiz, padre de nuestra reina del año 2007, Srta Carmen María Lliso Clemente. Y, en 2009 nuestra asociación recibía de la Muy Iltre Academia de Ciencias, Tecnología y Humanidades el “Premio de Reconocimiento Literario” por su trayectoría desarrollada a través de sus sesenta años de historia. Los Amigos de la Poesía tenemos el orgullo de que muchas de las calles de Valencina están rotuladas con el nombre de nuestros poetas. Esta es la herencia que hemos recibido de la cual hemos de sentirnos orgullosos, pero también responsables: no malogremos ni dilapidemos tanta riqueza, tanta ilusión, tanto esfuerzo y tanto sacrificio como ha costado hacer una asociación como la nuestra. Uno de los más grandes honores que he recibido a lo largo de mi vida, ha sido, sin duda alguna, los once años que he ejercido como presidente al servicio de Amigos de la Poesía, Asociación en la que he aprendido y me he hecho como poeta.

He relatado todo esto, querida Mercedes, para que sientas el orgullo de ser Reina de la Poesía en una asociación tan digna y de tanto prestigio como la que hoy como tal te proclama para que la representes a lo largo de este año. Representar a alguien es siempre una responsabilidad porque debes dar la mejor imagen de aquel a quien representas. Amigos de la Poesía no es una asociación cualquiera, es una Asociación Literaria que goza de un gran prestigio no sólo dentro de nuestra comunidad, sino también fuera de ella.
 
Has recibido los atributos de la realeza, querida Mercedes, de manos de la reina que hoy cesa, Srta. Aitana Picazo Sena. Aitana ha sido una gran reina, no sólo por su singular belleza, sino también por otros muchos méritos que la adornan, como son su sencillez, su simpatía y su inquietud e interés por la cultura. No se ha limitado a presidir nuestros actos con dignidad y orgullo, sino que también ha participado en ellos recitando ella misma como una rapsoda más o como uno de nuestros poetas. Por eso, querida Aitana, aunque hoy cesas como reina, tú sabes que te quedas en nuestro corazón, en nuestro recuerdo y en nuestra historia. Amigos de la Poesía siempre te recordará como la gran reina que has sido. Por ello, nuestro más rendido reconocimiento y gratitud, tanto a ti como a tus padres. Y un ruego: Quédate con nosotros. No te vayas.

Porque te conozco desde muy niña, querida Mercedes, estoy seguro que vas a ser una magnífica Reina. Has sido Reina Infantil de la Casa Regional de Murcia y Albacete en Valencia representando a esa maravillosa y noble región durante diez años. Te recuerdo cuando asistías a este mismo acto, siendo todavía muy chiquitita, luciendo tu precioso traje de murciana con una gracia singular. Has sido una magnífica reina infantil llevando sobre tus hombros una carga quizás demasiado pesada para tus pocos años, pero has adquirido experiencia y soltura y has sabido estar con las demás reinas de las distintas casas regionales tejiendo con ellas una bonita red de amistad.

Aquella reina infantil es hoy una preciosa joven que reúne las cualidades de una juventud sana que mira el futuro con ilusión y confianza, llevando sus estudios con normalidad porque quiere ser enfermera, trabajando al servico de los demás en una profesión tan hermosa y humanitaria como es la atención a los enfermos. Le gusta el deporte y ella misma lo practica como jugadora de futbol. Le encanta tocar la guitarra y estar con los amigos. Y todavia le queda tiempo para colaborar con su casa regional.

Mercedes, va a hacer un año dentro de unos días, fuiste proclamada Reina de la Casa de Murcia y Albacete en el salón de actos del Ateneo Marítimo , en este caso reina Mayor. En aquel momento también fui yo el elegido para actuar como tu mantenedor. Fue un acto expléndido en el que disfrutamos de la compañía de muchos de los amigos que también hoy te acompañan: Autoridades, tanto de Valencia como de Murcia, Casas Regionales, amigos, socios. Hoy nuevamente has sido coronada, ahora como Reina de la Poesía.

Yo siempre te he visto, querida Mercedes, como una joven encantadora por tu sencillez , discreción y disponibilidad, porque “eres casta y eres pura como el azahar” según dice la canción que los murcianos cantáis con orgullo. Pero hoy te veo especialmente radiante. Por eso yo quisiera traer para tí las más bellas flores de esa huerta que “no tiene igual”. La música sugeridora de sus acequias, el canto variopinto de las aves más exóticas que alegran la soledad de la huerta cuando nace el alba. Quisiera traerte el aroma penetrante del membrillo, el oloroso perfume de la higuera que cierne suavemente la luz sobre la tierra, la brisa intensamente impregnada del azahar de los naranjos, el dulzor embriagante de la fruta en la rama. Y todas esas cosas que tú conoces tanto y sin duda condicionan tu manera de ser. Toda esa belleza, que es el mejor regalo que una reina puede hacer a sus poetas, nos llega hoy contigo. Y el anhelo del hombre, trabajador constante, artífice incansable de tan alto mistario, haciendo poesía con su sencillo afán, entre las flores, los árboles frutales, la tierra, el
agua, el sol. Y te pediría, querida Mercedes, esa hermosa sonrisa que hace resplandecer de hermosura toda la huerta murciana, para que, a lo largo de este año de tu reinado, broten a tu paso las más preciosas flores y los versos más hermosos.

Sean pues, Mercedes, tus ojos bellísmos de profunda mirada y tu serena y luminosa sonrisa, cuando andemos perdidos sin la estrella polar, la gracia orientativa y el sol radiante que nos haga ver lo que no vemos y dar vida a la vida de las ideas y de los sentimientos que gestamos y no acertamos a expresar. Sería hermoso soñar que en tí, querida Mercedes, se encarna la leyenda de la musa Euterpe, y bajo tu generosa protección, los poetas tomamos el sentido exacto de nuestra misión y volvemos a sentir la sed de la utopía en su justa medida y, como apóstoles de la belleza escrita, a esparcir a los cuatro vientos la claridad de una visión renovada capaz de llevar a los pueblos nuestra poética de esperanza para solaz de aquellos que desconfían de otras propuestas que sólo conducen a la frustración y el desencanto.

Enhorabuena, pues, querida Mercedes. Y al felicitrare a ti, también felicito a tus padres y a esta prestigiosa agrupación Literaria de Amigos de la Pesía por el gran acierto de proclamarte hoy Reina de la Poesía.
Permíteme que termine mi disertación con la lectura de este poema que he escrito para tí.

 
LA EMOCIÓN DE VIVIR.

Te recuerdo de niña.
Sentí crecer tus ojos, tus cabellos.
Hablabas muy despacio
porque cada palabra era un latido.

Volvías del colegio
y entrabas de puntillas
como si solo vivir fuera pecado.
Entrabas en tu cuarto para entrar en ti misma.
Eras tú tu propio paraíso.

Ahora, cuando despiertas,
lo ves todo impreciso, inacabado.
Cada uno de tus pasos
tienen su propia duda.
Pero tienes que andar
desenclavándote para el paso siguiente.

El mundo no es aquello que soñabas.
Es tan solo una herida que ni duele ni sangra
ni emociona,
pero que aterroriza con su temblor oscuro y envolvente.

Tus ojos sólo son una pegunta,
pero, si tú los cierras,
se cierran todas las ventanas.
Entonces
el silencio del cielo es insufrible.

El corazón te pesa tanto
que lo sientes crujir como una rama
que se desgarra arrancándose del árbol.

Algo de tí, Mercedes, no llegó todavía.
Hay que esperar aún
porque ya está naciendo la mujer que ya eres,
pero aún no del todo.

Ya es hora de vivir;
de empezar a escribir tu propia historia.
Súbete al tren que pasa.
La vida toda es
como el vuelo de un pájaro.
Por eso suelta amarras.
La inmensidad del mar hoy te recibe.
Nada hay más emocionante que la vida.

Pedro José Moreno.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...